La grandeza y libertad

grandeza

La grandeza y libertad

Los deseos de grandeza personal y de libertad del personaje de hacer lo que “me dé” la gana, son las proyecciones de una mentalidad acomplejada.
 
La grandeza es el hecho de Ser, y la libertad solo se entiende desde la esencia de la única identidad posible, la de la totalidad.
 
Todos los deseos de libertad desde la aparente parcialidad, son interpretaciones y limitaciones sobre lo que ya Es, o anhelos subconscientes de reconocimiento de lo que Es. 

La visión de grandeza

La visión de grandeza solo puede ser desde la universalidad o totalidad de la experiencia-existencia, sino, siempre chocará con lo aparentemente lo otro, y se medirá la grandeza por la fuerza comparativa y momentánea, de un único poder (fuerza) real. Desde un punto de vista de la vida como experiencia, los contrastes son intrínsecos a ella. Pero confundir los contrastes con el poder de la fuerza total de la vida, es una limitación contradictoria del entendimiento claro de lo que Es. 
 
Intentar fortalecer un conjunto por el solo objetivo de ser más fuerte que lo otro, sin comprender que la fuerza la da la globalidad que configura la experiencia, es no estar en concordancia con el respeto, el amor y el poder real de la existencia. El poder simultanear el amor a la globalidad con el respeto a la singularidad, es realmente el reto de la mentalidad en la humanidad. 
 
La atención tiene la apariencia de nacer en toda experiencia, pero la atención en su esencia de conciencia es eterna.
 
La auténtica libertad humana radica en el reconocimiento de la realidad y en esencial de nuestra naturaleza de Ser. Liberarse, es liberarse de los condicionamientos mentales, de las limitaciones psico-emocionales de la identificación personal. Liberarse es una cuestión de mentalidad, pues la libertad de lo que Es, ya Es.
 

Leave a comment


Name*

Email(will not be published)*

Website

Your comment*

Submit Comment