El ego espiritualista

ego

El ego es adherirse a las ideas o creencias es la base del problema psicológico, de confusión y consecuente dolor que las personas viven, y es a base de esas ideas como se mantiene dicho problema (la ignorancia).

Cuando en nuestra vida cambiamos de creencias pude parecer algo nuevo y mejor, pero suelen ser otra vez ideas, que aun que se vivan con gran intensidad por lo novedoso, son solo ideas, creencias, filosofías; es posible adherirse a unas informaciones que expresen mas genuinamente la verdad o así nos lo parezca, pero si las vivimos como ideas, como creencias, no sirven para vivir esa posible verdad que proclaman.

En el camino hacia lo espiritual (la realización) existen aparentemente muchas líneas, con sus ideas correspondientes y la posibilidad de adherirnos a ellas, y si las vivimos con mucha fuerza podemos crear una muralla casi impenetrable, a esa muralla de ideas, conceptos, creencias, con la aureola de espiritualismo, le llamamos el ego espiritualista, este ego es la identificación de lo que no eres, pero a un nivel en que el pensamiento, la información, llega a la máxima de protección del ego, llegando a encegarse de tal manera que la persona que lo vive puede proyectarse como un seudo Santo, entregándose al mundo sin entender nada de la verdad, solo por complacencia egocentrada; o a confundir a otros egos pero mas débiles que él, a hacer entre todos las barbaridades mas inimaginables que podamos pensar. Recordemos que en nombre de Dios, Yavé, Ala, Brahman, etc., o las ideologías que sean, la humanidad a hecho las barbaridades mayores.

El creerse que se es superior espiritualmente a otros, el no vivir cada instante como totalmente nuevo, el apoyarse en la información como prioridad, el no aceptar la imperfección o equivocación en la mente concreta personal con su formas correspondientes por muy autorrealizado que se crea estar, la necesidad del apoyo del grupo (de la gente), la falta de insistencia en la relación con las otras personas en que el ver por si mismas es lo mas importante; que el maestro, la gracia, la energía o quien sea lo hará casi todo; el retener tensión (odio, rabia) aun que sea en pequeña escala hacia los demás, la insistencia de jerarquía mas que la enseñanza de la autentica amistad, todo esto pueden ser algunas indicaciones de cómo se proyecta ese ego espiritualista.

Lo espiritual lo somos todos, lo importante es redescubrirlo, y para ello a lo mejor hemos de pasar por vivir ese ego espiritualista tan tozudo, impertinente, hablador, superior, santito, y un largo etc. de posibles adjetivos; el trabajo vuelve a estar en la profunda sinceridad, sin la profunda sinceridad no hay Espiritualización Real.

Vivamos desde el ego espiritual o en la identificación parcial que estemos, no quiere decir que no podamos conseguir la espiritualización, lo Espiritual lo somos, es la verdad única de nosotros, que si intuimos eso, y somos buscadores sinceros de la verdad por encima de malestares o bienestares, la Verdad, la Realidad o Espiritualidad aparecerá. Cuando quito todo lo que no es, queda lo que es, el Ser.

Desde el reconocimiento de SER se ve todo eso con suma claridad, y muchísimas cosas mas; centrarse en sí mismo, dejar de pensar, y dejar de pensarse a si mismo, observar, observar el observar, atento a la intuición de Ser manteniendo esa atención, vivir del todo el posible dolor que aparezca, liberar todo lo que hay dentro retenido, ver la falsedad del personaje que se a interpretado o se esta interpretando sin culpabilidad ni huida, no dar nada por sabido, no fiarse de la verdad de ayer. Todo eso son posibles indicaciones para la Espiritualización que es la esencia del YOGA.

Espiritual: ¿qué significan realmente?

espiritual

Con el nombre espiritual o espiritualidad, muchas veces se emplean estas palabras para designar cosas distintas y aveces opuestas. Las frases: Es muy espiritual, poco material….. Es muy espiritual va mucho a misa o es muy religioso… Tiene un espíritu muy, “lo que sea”… Practica tal o cual cosa es muy espiritual… Es una persona muy humana ¡espiritual¡…. Se ha metido en unos ambientes raros, espiritualistas… Tiene una subida o época espiritualista etc. También las variantes de la palabra espiritual se asocian a entendimientos que pueden confundir, como por ejemplo espiritismo, posesiones de espíritus, espíritus malignos etc. o asociarla a esoterismo, magias, sectas, rituales y practicas religiosas.

En el diccionario nos encontramos con la primera definición de la palabra espíritu: Sustancia sutil, considerada como principio de la vida. Espíritu animal, vital, dar, despedir o exhalar el, espirar, morir.

El Espíritu se puede suponer, creer en el, o seguir una filosofía o practicas que intenten llegar a experimentar ese pretendido Espíritu. Personas con falta de limpieza psicológica, que se obsesionen por el tema, y necesiten creer en ellos mismos como experimentadores y visionarios espirituales sin serlo, confundiéndose por su gran necesidad y obsesión, creando aveces verdaderas alucinaciones y sugestiones mentales de gran intensidad, pero no una experimentación espiritual. También a las personas mas altruistas, desprendidas o aquellas que hacen una diferenciación de materia y espíritu, alabando uno y despreciando lo otro, generalmente de verborrea fácil. A todo eso, se le puede llamar espiritual o personas espirituales.

La persona espiritual es aquella que tiene una experiencia, o viva e intensa claridad de lo que el Espíritu Es, la noción directa, no intelectual, de la verdad de la esencia de si mismo, que es lo mismo que llamar lo espiritual. No un cumulo de creencias muchas veces muy elaboradas, o necesidades psicológicas de complejos y condicionamientos. Lo espiritual es lo que es, no lo que creemos o idealizamos muchas veces.

Las personas que dicen que han experimentado o que dicen que viven desde lo espiritual, nos hablan de unidad; de un común denominador existencial; de Dios como la esencia de si mismos; de la noción de Absoluto; que la manifestación del Espíritu es el amor o felicidad, la conciencia base (Pura) o toda inteligencia, y toda voluntad o energía; que el Espíritu es la nada el vacío, pero que es el Ser que lo alberga todo; que todo surge de El, habita en El y se diluye en El; que analógicamente su mente es toda la existencia, mundos y dimensiones existenciales; que vivir desde El, es espiritualizar la mente y el cuerpo, en una máxima de expresión armoniosa; que es omni-todo; que es algo simple no compuesto; que solo El se conoce a si mismo; que solo El es, todo lo demás es ilusión; que es la misma realidad; que El es la eternidad y de El surge la infinitud; etc. etc. Pero solo la experiencia del espíritu, o el vivir posiblemente lo hasta ahora nombrado de El, seguramente solo eso nos hace merecedores de la palabra espirituales.

Podemos tener una mayor o menor intuición espiritual eso si, a la intensidad de esa intuición (entendiendo bien a lo que nos referimos como intuición) podríamos decir que es el nivel de acercamiento espiritual de la persona. Pero posiblemente no estaría nada mal hacernos una sincera aclaración personal de la palabra espiritual.

PSICOTERAPIA UNITIVA

unitiva

Desde las tradiciones místicas mas antiguas y las nuevas psicologías y terapias diversas para la autorrealización humana. La Psicoterapia Unitiva o Línea Unitiva de Autorealización, pretende esencializar, resumir, aclarar y simplificar los conocimientos y practicas mas veraces y eficaces que han servido para humanizar, evolucionar y espiritualizar a la humanidad.

La línea unitiva no es una técnica concreta y milagrosa para solucionar un síntoma o síntomas específicos de la problemática personal . Es el conjunto de conocimientos y métodos para ir y diluir la causa original de todo supuesto problema personal.
Con la palabra Autorrealización pretendemos englobar los siguientes apartados:

• Vivirse con la máxima plenitud, independencia, espontaneidad, veracidad e intimidad posible.

• Desarrollar el potencial de la vida, Inteligencia, Sentimiento y Voluntad.

• Aumentar la sensibilidad real, expandiendo la consciencia, eliminado los desordenes emocionales.

• Espiritualizarse, reconocimiento de la identidad esencial de Ser.

• La experimentación genuina y particular es primordial. No seguir dogma o creencia que promueva normas y morales ciegas. El ver y comprender por si mismo es básico.

La psicoterapia unitiva para la autorrealización, esta constituida por cuatro bloques de trabajo con un orden de prioridad, que se interrelacionan y complementan.

En el primer bloque encontramos el estudio de las bases existenciales y sus interrelaciones generales, la evolución, el conjunto y la parte, los niveles naturales, el potencial de la vida y su actualización. El temperamento o la caracterologia, la educación, la programación psicológica, la separación de lo natural, los hábitos que se adquieren, la diferente intensidad del complejo de inferioridad o la base del programa psicológico. La idea de si mismo. La gran demanda del exterior, la búsqueda de ideales, la mente y su funcionamiento general. La angustia base con sus tipos, comportamientos a posteriori y reacciones. La acumulación de la angustia. El inconsciente, el subconsciente, el consciente y el supraconsciente. Los tipos de subconsciente y los tres grandes grupos condicionantes del subconsciente. La separación consciente y subconsciente, con el resultado de oposición y desconocimiento, proyectando síntomas psíquicos y somatización. La personalidad y el personaje. El desarrollo del potencial o yo experiencia.

Las cinco grandes motivaciones del vivir.

En el segundo bloque se trabaja los preliminares a la terapia como son: Aceptación, no conformismo y creatividad. El buen aprendizaje (escuchar, memorizar, analizar y discernir). El entendimiento de la sinceridad, paciencia, constancia, buen humor y sentido común para seguir en el trabajo. La diferenciación de mirar y pensar.

Los cinco grandes grupos de terapia: 1º el progresivo centramiento desde el actuar, sentir y ver. El gran centramiento y todas sus posibles técnicas. Vivir desde el si mismo como foco central de vida. 2º la actitud positiva realista ( no triunfalista) el desarrollo del potencia y sus técnicas. 3º la reducación del subconsciente y sus técnicas precisas. 4º el descubrir las raíces y todos los rasgos de la personalidad y el personaje, los tés de coayuda. 5º el diluir todos los condicionantes subconsciente, las técnicas precisas para cada condicionante.

Las 10 practicas complementarias a los cinco grupos de terapia, dependiendo de la problemática especifica de la persona: La regulación chakrica. Sanar los impulsos de placer. Controlar la voluntad. Meditación y nidra. Sanación energético fisiológica. Experimentación imaginativa creativa. Análisis y reflexión general. Expresión de amor como dador. Practicas psicofisicas de liberación. Limpieza depurativa y alimentación sana.

El tercer bloque trata sobre la expansión de consciencia o el trascender a la experiencia ordinaria de los sentidos y los órganos de los sentido, lo que llamamos el contacto con lo superior. Los grandes tipos de experiencias, las secundarias mas comunes, y las diferentes posibilidades creativas superiores.

La demanda, la intuición y las técnicas esenciales.

Y como cuarto bloque. El reconocimiento de SER. La desidentificacación progresiva. La autentica espiritualización, la real demanda espiritual. La realidad, eternidad, el instante, la atenporalidad, El SER.

En la Psicoterapia unitiva se da énfasis al 1º y 2º grupo de trabajo; porque, aunque la finalidad son los últimos, la problemática humana se encuentra en los primeros, don se encuentra mas la compresión general y liberación psicológica, y existe una tendencia general a no querer pasar por ellos, siendo inevitable el trabajo psicológico, en definitiva humano que hay que hacer. Solo con el trabajo de los dos primeros grupos la persona puede conseguir una gran plenitud y desarrollo como ser humano.

PRESENCIA: Terapias autorrealizacion

presencia

1. Regulación chakrica : A/ regulación respiratoria zonas fisiológicas B/ nivel de consciencia.
2. Saciar los impulsos de placer: A/ vivencia directa B/ creativa mental imaginaria.
3. Controlar la voluntad: A/control del habito de placer compensatorio B/ un día sin comer . Tres días regulación chakrica de la técnica del apartado 1.(B/) a las 4h.
4. Meditación y Nidra: A/ media hora de meditación en la presencia sentados B/ una hora tumbados manteniendo la consciencia de presencia o una noche de máxima concienciación.
5. Sanción energeticofisiologia: A/ contacto con el sentir transmisión por todo el organismo B/ visualización desde respiración abdominal suave (manipura) recorrido corporal total o concreto, imposición de manos.
6. Experimentación imaginativa creativa: A/ absorción de estados de consciencia B/ Evocación de los campos potenciales. Visualización creativa de amor, hacia lo personal y general.
7. Análisis y reflexión general, de los deseos, miedos e incomprensiones:
A/ espiritual, familiar (o pareja), profesional B/ pasado y futuro.
8. Expresión potencial, ponerle amor en todo lo que se haga: A/ un día de entusiasmo máximo en todo lo que se haga B/ contacto físico o energético con las personas, contactos sutiles, besos, masaje, sexo. Vivirse como dador.
9. Practicas fisicopsiquicas de liberación :A/ mandras corporales y respiración cíclica completa, llaves, bostezos, suspiros, ronroneo,
B/ practica hatha yoga, vyayam, taichi, danzas energéticas, expresión
corporal, baile con música espontaneo (proyectando aspectos del
potencial etc.
10. Limpieza depurativa y alimentación: A/ practicas de depuración y limpiezas orgánicas generales B/ alimentación sana y equilibrada.

LA ESPIRITUALIDAD EN LA AUTORREALIZACION

autorrealización

A modo de síntesis podríamos definir los objetivos de la palabra autorrealización en estos siguientes apartados:

• Vivirse con la máxima plenitud, independencia, espontaneidad, veracidad e intimidad posible.

• Desarrollar el potencial de la vida, Inteligencia, Sentimiento (gozo) y Voluntad.

• Aumentar la sensibilidad real, expandiendo la consciencia, la experiencia de unión existencial, eliminando los desordenes emocionales.

• Espiritualizarse (fundamental en la autorrealizazión), reconocimiento de la identidad esencial, el qué o quién Soy.

• La experimentación particular y el diluir los Dogmas, Creencias, Normas y Hábitos erróneos, es la línea a seguir en la autorrealización. El mejor consejo es no dar consejos, la eficacia recae en enseñar el como aumentar la visión al máximo nivel posible y tomar mi propia decisión.

La espiritualidad es lo fundamental en la autorrealización, pero, que queremos decir con la palabra espiritualidad. Con la palabra espíritu se quiere indicar normalmente esencia, lo esencial en algo, lo fundamental, aquello que debería permanecer constante e inalterable en cualquier momento o circunstancia. La palabra espíritu muchas veces la usamos como síntesis de algo, lo fundamental de aquello a lo que nos estamos refiriendo; el espíritu de una obra teatral, de un partido político etc. Cuando nos referimos al espíritu de una persona queremos indicar, o los rasgos fundamentales de su personalidad, o desde otro punto de vista el espíritu como algo esencial que la persona es y que permanece después de lo que llamamos muerte física.

Para la autorrealizacion las suposiciones como base no sirven, las suposiciones como mínimo deben de ser intuidas como verdad y luego deben de ser percibidas con toda integridad o veracidad. Partiendo de este principio surge la pregunta quien soy yo o que soy yo esencialmente (espiritualmente), y de ahí la observación a lo que le he estado llamando yo hasta ahora.

Cuando pronunciamos la palabra “yo” podemos estar indicando dos cosas distintas, una relacionada a los rasgos personales y diferenciales a otra persona. La otra dirección esta indicando lo que soy esencialmente, aquello que siempre es constante “el mi”, no lo que cree que tiene o que experimenta la idea de mi en la mente, sino aquello que hace posible toda experimentación, aquello que intuyo que soy siempre y que no tiene nada que ver con el cuerpo y la mente, eso que puedo vivenciar como presencia, esa noción de ser siempre el mismo no como persona sino como Ser, esa presencia que viene del instante eterno de esa eternidad sin tiempo ni espacio ni existencia, eso que se escapa a todo posible razonamiento y conceptualización de la mente. Eso que Soy y se experimenta en la existencia desde el nivel persona por medio de la percepción intuitiva, subliminal y causal, esa integral percepción le llamo espiritualización, y sin ella no puede haber autorrealización posible.

Todas las creencias, búsquedas mágicas, ideales, supersticiones y filosofías varias solo son adornos de la idea falsa de mi, si no te llevan a la espiritualización real. No importan los distintos caminos, lo que importa es la espiritualización, y muchos caminos hablan de la espiritualización poniéndole mas énfasis a los modos, resultados de perfeccionamiento, y de proyecciones de debilidades personales (ansias de grandezas) mas que de espiritualización real.

La espiritualización es simple cuando la mente calla y comprende que ese silencio refleja como presencia la realidad trascendente.

EMOCIÓN,SENSIBILIDAD, Y SENTIMIENTO

emoción

Es importante distinguir la sensibilidad de la emoción y también la sensiblería o sensiblerismo del sentimiento. Sentimiento es algo innato en el ser humano, es uno de los potenciales esenciales de la vida, conjuntamente con la energía y la consciencia. El centrarse en el sentimiento aporta un mayor reconocimiento de mí como experiencia directa inequívoca de la realidad, vivir el sentirme a mí, vivir desde el centro íntimo y experimentar desde ahí todo lo que puedes sentir; esto es centrarse en el sentir. A nivel íntimo el sentir se puede vivir como un fondo de gozo, este gozo lo puede experimentar antes de dormir y al despertarme, también cuando recogiendo el cuerpo desde una quietud física descansando, voy al fondo de mí, este fondo del sentir y mantenerme presente en el centro de este fondo es centrarme en el sentir y desde ahí podré vivir en perspectiva todas las variaciones externas del sentir.

Como decíamos el sentir es algo innato en mí, diferente de la emoción que aparece en el campo del sentir y desaparece. La emoción es una exaltación sobre algo que la mente valora como importante, tanto en negativo como en positivo. Generalmente la emoción se produce por la estructura psicológica de mi personaje, fundamentalmente por el deseo de querer experimentar valoración por mi inteligencia, ser querido por mi bondad o admirado por mi esfuerzo, y cuando vivo lo contrario (lo negativo) también puede surgir la emoción. La emoción descentra, el sentimiento centra. Si por ejemplo mi estructura personal tiene la tendencia a querer ser admirado o admirarse por lo inteligente, y recibo una felicitación o un diploma en una entrega de premios que realce mi inteligencia es muy posible que en ese preciso momento, me emocione, y esto sucede igual en el reconocer que me quieren o en el admirarme por mi valor. Si me acerco a ese ideal de vida me emociono exaltándome eufóricamente y si vivo lo contrario me emociono deprimiéndome o enfadándome. Vivir el sentimiento es el medio para la autorrealización, vivir la emoción es el medio para descubrir mi personaje, fundamentalmente como idea subconsciente de complejo de inferioridad y con necesidad de vivir lo contrario.

La sensibilidad es la capacidad de estar atento y poder percibir con veracidad el mayor numero de cosas, si vivo esta atención desde la observación, descubriré cómo son las cosas, si vivo la atención desde el sentimiento sentiré las cosas y si vivo la atención desde mi voluntad, experimentaré la energía. Esta atención le llamaremos centramiento. Y muy distintamente es la sensiblería. Nos encontramos muchas veces con personas que nos comunican que son muy sensibles y lo asocian a que se afectan por las cosas mucho más de lo que creen que otras lo hacen. De esa afectación, acompañada con un posible dolor o descontrol, a eso lo llaman ser muy sensibles y eso no es ser muy sensibles, eso es ser un sensiblón.

DUALIDAD: El bien y el mal

bien

No existe tal cosa como el mal, las cosas hacen función de bien o de mal siempre en relación con algo. Pero sí que podemos observar que hay unas fuerzas que se reafirman en dos direcciones distintas y aparentemente contrarias, por un lado la afirmación de lo particular y por otro, la afirmación global. Por un lado cada parte existencial busca su bien, y así puede existir una búsqueda de un bien que se oponga a otro pretendido bien, que los dos bienes se contrapongan, de ahí puede surgir un bien común, o una destrucción o limitación de una parte en beneficio de la otra. Pero siempre estamos hablando de un bien, de algo que se desea buscando una plenitud en lo particular o en lo global, y esa plenitud viene de la esencia potencial del existir, que si lo observamos veremos que está formado por inteligencia, sentimiento(o armonía) y energía.

Esta inteligencia, sentimiento y energía es lo que siempre está funcionando es la base creadora de la existencia; desde cualquier nivel son esos principios los que están actuando, la energía, la armonía y la inteligencia intrínseca de la vida, las vemos actuar en un árbol, o en su conjunto el bosque, en una roca o en su conjunto en la montaña, en los animales, en las personas y en general en su conjunto la humanidad, el planeta tierra, el sistema solar, las galaxias el universo; aunque abecés por una visión personal miope no lleguemos a verlo. Lo vemos como demanda de afirmación y plenitud en lo particular y como expansión y afirmación en lo global. A esto que configura el existir le podríamos llamar virtud, bien o potencial, (no importa el nombre) es lo mismo. Si a esa sustancia existencial le llamáramos bien, el mal como algo contrario a esto, no existe, es no-existencia, pues todo lo que existe es bien desde ese punto de vista.

Sí que existe un bien que va en contra de un común o de otro pretendido, pero como la existencia en general tiende a buscar un beneficio común, un global, el grupo tiende a predominar por encima de la parte y la especie por encima del individuo, al final siempre predomina el beneficio común. Aunque aveces se viva en lo particular con mucha fuerza lo contrario, el ir en contra de la afirmación del otro o de los otros, a eso le podríamos llamar mal, que siempre es relativo y comparativo, y que la existencia tiende siempre a eliminar.

La existencia existe porque a nivel general es una armonización, un ponerse de acuerdo diferentes partes en un beneficio común o en un coexistir. Las leyes existenciales (nacimiento, mantenimiento o pleno desarrollo y destrucción) que son intrínsecas al hecho de existir, pueden confundirse con un pretendido mal, ya que una de sus leyes es la destrucción o disolución de toda forma particular, todo lo que nace muere y todo lo que se construye se destruye. El confundir las formas de la vida con la vida como esencia, lleva a esa visión errónea del mal; la vida es esa inteligencia, energía y armonía que crea todas las formas y también las destruye. La vida la somos.

PLENITUD: Solemos estar ciegos

plenitud

Plenitud es muchas veces oímos decir que un poco de ambición es buena, ambición que se comenta socialmente como ambición sana.

La persona, parece experimentar una demanda o inquietud de querer ser más feliz, de poder hacer más, y de saber más. Esta inquietud que se proyecta hacia el exterior, en querer tener una mayor salud, poder, dinero, conocimientos, amor, y admiración de los demás. En esta demanda de mejorar, y de vivir un bien mayor, el ser humano lo vive con una gran intensidad por medio de sus sentidos en el mundo de las experiencias y demandas exteriores.

La ambición, en el ser humano crece en la medida en que cree que adquiere más plenitud dependiendo de las circunstancias exteriores, esta ambición se convierte en una carrera sin fin; aun en esos aparentes buenos sentimientos y quehaceres hacia todos, esta dominando la necesidad del exterior para conseguir esa plenitud esperada, y aunque aparentemente parece venir del exterior, la plenitud, está y surge del fondo intimo y esencial del vivir.

Detrás de todo deseo está la plenitud esperada, le damos paso en la medida en que se cumple ese deseo, y solemos estar ciegos y (no ver), sin darnos cuenta que podríamos ir directamente a esa plenitud, sin necesidad del deseo, o que se cumpla el deseo.
He de descubrir que está en mi, y surge en mi, no de las circunstancias exteriores existenciales.

La existencia inevitablemente comporta una relación de convivir, coexistir, de armonizar y de mejorar. La persona desde su nivel de desarrollo debe de hacer lo que buenamente sepa y pueda para lograr eso, que en definitiva es actualizar lo que surge y tenemos en un nivel más intimo. Trasladar lo que viene de nuestro fondo intimo en la relación con el exterior.

El trabajo de la autorrealización consiste en des- hipnotizarse y colocarse donde la plenitud ya es, dejar de creer que esa demanda de plenitud depende del exterior, el exterior es una recreación de mi potencial intimo o interno, y en la medida que me centro en mi, como noción de máxima intimidad y presencia, puedo vivir toda plenitud. Despertar a esa verdad colocándose en ese centro intimo, es vivir desde la fuente, es vivir la plenitud en su forma original, de dentro a fuera, para llegar a descubrir y sentir esa unidad dentro-fuera.

La unidad dentro fuera es reedescubrir que cada cosa vista desde su nivel es perfecta, que la imperfección no existe es aparente, solo existe la consecuente relación entre los diferentes niveles dentro, fuera.

MIEDO: Camino de la autorrealización

miedo

En el camino de la autorrealización , el miedo es lo ultimo que se deja. Pues el miedo con toda su variada sintomatología, esta estrechamente relacionado con el ego o la idea que se tiene de si mismo, en la medida que creo ser algo, diferenciado de lo demás, defiendo ese algo a capa y espada, toda idea de perdida de eso que creo ser, o posible agresión a eso que creo ser, surge el miedo.
Podríamos decir que solo hay un miedo, que se experimenta de deferentes tipos con variados síntomas, es el miedo a perder, a no tener, a no llegar, a no ser y a ser, a sentir y a no sentir, a ver y a no ver, a hacer y a no hacer. Es el miedo de siempre, el único miedo, el antiguo.

El miedo provoca constricción, control, presión, paralización, dolor, violencia, represión, marginación etc.

El miedo es el gran participante en la construcción de toda la estructura psicológica, el programa de nuestra personalidad que condiciona la posibilidad a vivirse con independencia, liberta, naturalidad, y espontaneidad, limitando la posibilidad a desarrollar y actualizar nuestro potencial de vida, compuesto por la energía (voluntad) , el sentimiento (amor), y la lucidez (consciencia).

La solución al miedo original y causal de todos los demás miedos, es el despertar al SER, el diluir la hipnosis producida por la ilusión de la mente personal.

La solución es la Autorrelización como trabajo personal, y la realización de SER dejando que el SER sea.

La solución es la verdad, la realidad, que se vive por medio de la simplicidad y sinceridad plena.
Desde la limitada visión de la mente humana condicionada o desde el personaje, el camino es largo y penoso aveces; el ir comprendiendo, soltando, aceptando y desarrollando, sufriendo, ilusionándose y volviendo a caer una y otra vez, hace penoso el camino.

En momentos la confusión, el dolor, y el abatimiento pueden ser muy grandes. Pero esto es parte del camino no hay otro.

Esta experiencia macabra e infernal, que se puede vivir aveces, que parece una broma de mal gusto, aun siendo una parte ínfima e insignificante en el camino global del existir, superpuesta, a la Verdad Real, siendo una verdad relativa ilusoria y falsa. Cuando se experimenta se vive como si fuera la única verdad y realidad; de echo no lo es, se vive así porque yo no estoy situado donde la verdad, la realidad es por si misma, el SER.

Para el buscador sincero de la verdad, la Gran Magia en el camino de los siete centros, los siete procesos, y los siete niveles, es este séptimo nivel o “SEPTIMA LLAMA” que es el despertar al SER.

Deseo: Vivir desde esa plenitud

deseo

El deseo que se tiene a vivir unas determinadas circunstancias, que en cada persona pueden aparecer como distintas y aveces muy singulares; en realidad lo que se pretende por medio de esas circunstancias es experimentar unas plenitudes que se componen de tres aspectos, A/ sentir gozo, B/ poder o capacidad de hacer y c/ reconocimiento de importancia por ser yo muy valioso; el qué llegar a sentir, el qué llegar hacer, y el qué llegar a ser, son en definitiva las propuestas deseadas. Lo que se pretende es poder llegar a un máximo de plenitud en esos aspectos y esa plenitud es buscada por medio de las circunstancias que se hayan idealizado, me gustaría tener, hacer o ser, para sentir un nivel determinado de plenitud.

Todo deseo, todo ideal a ser experimentado, toda esperanza de plenitud, toda ilusión de felicidad por vivir, no son mas que demandas externas de posibilidades potenciales internas, ya nuestras, pero no experimentadas por nuestro nivel de consciencia actual. Por ser algo nuestro podemos desearlo y presentirlo. Nuestra intuición en forma de deseo, de anhelo, conecta con ello y de ahí surge la demanda de plenitud. Sí esta plenitud potencial no estuviera en nosotros, no surgiría el deseo, ya que ese deseo es producido por intuir una plenitud que ya existe en su nivel.

Al vivir en lo psicológico con complejos de inferioridad que proyectan vanidad, orgullo o prepotencia, debido a las creencias, angustias y bloqueos subconscientes; la persona vive como doblemente frustrada a esa plenitud que percibe que intuye, por un lado en buscar en el exterior lo que ya tiene en el interior, y por otro lado el creerse insuficiente o muy deficiente.

Todo deseo habla de lo que no estoy viviendo o de la idea que tengo de mi, lo que pasa es que aveces cuesta ver bien mi ideal por toda la moral o modelo aceptado.
Es muy importante en la psicoterapia unitiva descubrir que toda plenitud surge de mi esta en mi, que puedo ir directamente a ella y que puedo vivir desde esa plenitud dándole expresión en mi vida diaria.