LA ESPIRITUALIDAD EN LA AUTORREALIZACION

autorrealización

LA ESPIRITUALIDAD EN LA AUTORREALIZACION

A modo de síntesis podríamos definir los objetivos de la palabra autorrealización en estos siguientes apartados:

• Vivirse con la máxima plenitud, independencia, espontaneidad, veracidad e intimidad posible.

• Desarrollar el potencial de la vida, Inteligencia, Sentimiento (gozo) y Voluntad.

• Aumentar la sensibilidad real, expandiendo la consciencia, la experiencia de unión existencial, eliminando los desordenes emocionales.

• Espiritualizarse (fundamental en la autorrealizazión), reconocimiento de la identidad esencial, el qué o quién Soy.

• La experimentación particular y el diluir los Dogmas, Creencias, Normas y Hábitos erróneos, es la línea a seguir en la autorrealización. El mejor consejo es no dar consejos, la eficacia recae en enseñar el como aumentar la visión al máximo nivel posible y tomar mi propia decisión.

La espiritualidad es lo fundamental en la autorrealización, pero, que queremos decir con la palabra espiritualidad. Con la palabra espíritu se quiere indicar normalmente esencia, lo esencial en algo, lo fundamental, aquello que debería permanecer constante e inalterable en cualquier momento o circunstancia. La palabra espíritu muchas veces la usamos como síntesis de algo, lo fundamental de aquello a lo que nos estamos refiriendo; el espíritu de una obra teatral, de un partido político etc. Cuando nos referimos al espíritu de una persona queremos indicar, o los rasgos fundamentales de su personalidad, o desde otro punto de vista el espíritu como algo esencial que la persona es y que permanece después de lo que llamamos muerte física.

Para la autorrealizacion las suposiciones como base no sirven, las suposiciones como mínimo deben de ser intuidas como verdad y luego deben de ser percibidas con toda integridad o veracidad. Partiendo de este principio surge la pregunta quien soy yo o que soy yo esencialmente (espiritualmente), y de ahí la observación a lo que le he estado llamando yo hasta ahora.

Cuando pronunciamos la palabra “yo” podemos estar indicando dos cosas distintas, una relacionada a los rasgos personales y diferenciales a otra persona. La otra dirección esta indicando lo que soy esencialmente, aquello que siempre es constante “el mi”, no lo que cree que tiene o que experimenta la idea de mi en la mente, sino aquello que hace posible toda experimentación, aquello que intuyo que soy siempre y que no tiene nada que ver con el cuerpo y la mente, eso que puedo vivenciar como presencia, esa noción de ser siempre el mismo no como persona sino como Ser, esa presencia que viene del instante eterno de esa eternidad sin tiempo ni espacio ni existencia, eso que se escapa a todo posible razonamiento y conceptualización de la mente. Eso que Soy y se experimenta en la existencia desde el nivel persona por medio de la percepción intuitiva, subliminal y causal, esa integral percepción le llamo espiritualización, y sin ella no puede haber autorrealización posible.

Todas las creencias, búsquedas mágicas, ideales, supersticiones y filosofías varias solo son adornos de la idea falsa de mi, si no te llevan a la espiritualización real. No importan los distintos caminos, lo que importa es la espiritualización, y muchos caminos hablan de la espiritualización poniéndole mas énfasis a los modos, resultados de perfeccionamiento, y de proyecciones de debilidades personales (ansias de grandezas) mas que de espiritualización real.

La espiritualización es simple cuando la mente calla y comprende que ese silencio refleja como presencia la realidad trascendente.

Leave a comment


Name*

Email(will not be published)*

Website

Your comment*

Submit Comment