Escola de Ioga i Salut Integral > Autorrealización  > Historias…Vuelta a empezar
historias

Historias…Vuelta a empezar

Historias…Vuelta a empezar

Las historias tienen un inicio y un fin en esta gran historia que es la vida y la vida fundamentalmente es lo que llamamos “tú” vida, “mí” vida, la vida; la historia de la vida donde se experimentan todas las historias que les ponemos principio y fin. Pero en nuestra vida solo conocemos historias, y realmente no conocemos un inicio y un fin, vemos inicio y fin en nuestras historias, formas que aparecen y desaparecen, cambios; largas y cortas historias…y vuelta a empezar, y eso es lo que conocemos en el mudo de las experiencias. 
 
No sabemos cuándo empezó la historia de lo que llamamos nuestra vida, tenemos aprendida toda una historia que nos han contado acerca del nacimiento de un cuerpo, lo que llamamos nuestro cuerpo y posiblemente concepción, nacimiento y crecimiento, asociado a las experiencias que vivieron los demás acerca de “nuestro” cuerpo. Pero realmente nuestra vida como experimentación es siempre un despertar y vuelta a empezar a experimentar, esta es nuestra experimentación y evidencia más simple y real, dormirnos a un olvido de experimentar y despertamos a la experiencia, y así es siempre, lo de que un día nacimos y otro moriremos desde el punto de vista de esa base obvia de olvido y experiencia es simplemente una historia contada, y no tiene nada que ver con nuestra evidencia de olvido-experiencia en ese siempre volver a empezar que estamos viviendo. 

Lo que llamamos vida

Son las historias que vivimos las que tienen comienzos y términos en un encadenamiento constante que llamamos vida. El hecho de tener una línea de recuerdos solo indica que aparecen recuerdos, pero los recuerdos aparecen en la experiencia de vida y no al contrario. La vida independientemente de los recuerdos es vida, y si nos reconocemos como vida deberíamos de comprender reconociendo directa y experimentalmente la base de lo que llamamos vida. Ese despertar, como consciencia y ese olvidar como inconciencia. Entre la conciencia de…y la inconciencia es la base de nuestra esencia, mas allá de recuerdos, ideas, asociaciones y creencias. 
 
Las historias son historias y la vida que las permite, es vida que somos. Las historias no se detienen nunca, suceden y suceden. Confundir el ser vida con una historia reinterpretada donde un alguien soy, es un error por falta de visión más auténtica y discernitiva de lo que esencialmente se Es. El discernimiento evidencial mas autentico es reconocerse en esa mezcla de olvido y experiencia, nuestra más auténtica intimidad e identidad, en esa soledad intima de ser que nunca nos abandona porque la somos, son las historias que aparecen y desaparecen, no la auténtica intimidad que es Ser que somos. 

Reconocimiento las historias o experiencias

Desde ese reconocimiento las historias o experiencias las somos en todos sus aspectos, y evidentemente que hay un cuerpo sensitivo interrelacionándose en el conjunto de toda la experimentación como base de la forma experimental, y ese cuerpo en su intimidad de su sentir se disuelve en el olvido, pero forma parte del conjunto de la historia de la experimentación, y ese olvido nos revela la atemporalidad que se simultánea a la experiencia. Liberarse del alguien inventado puede suceder. Darse cuenta o reconocer con mayor autenticidad puede siempre ser.
 

No Comments

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.