Espíritu: El nombre espiritual o espiritualidad

Espíritu

Con el nombre espiritual o espiritualidad, muchas veces se emplean estas palabras para designar cosas distintas y aveces opuestas. Las frases: Es muy espiritual, poco material….. Es muy espiritual va mucho a misa o es muy religioso… Tiene un espíritu muy, “lo que sea”… Practica tal o cual cosa es muy espiritual… Es una persona muy humana ¡espiritual¡…. Se ha metido en unos ambientes raros, espiritualistas… Tiene una subida o época espiritualista etc. También las variantes de la palabra espiritual se asocian a entendimientos que pueden confundir, como por ejemplo espiritismo, posesiones de espíritus, espíritus malignos etc. o asociarla a esoterismo, magias, sectas, rituales y practicas religiosas.

En el diccionario nos encontramos con la primera definición de la palabra espíritu: Sustancia sutil, considerada como principio de la vida. Espíritu animal, vital, dar, despedir o exhalar el, espirar, morir.

El Espíritu se puede suponer, creer en el, o seguir una filosofía o practicas que intenten llegar a experimentar ese pretendido Espíritu. Personas con falta de limpieza psicológica, que se obsesionen por el tema, y necesiten creer en ellos mismos como experimentadores y visionarios espirituales sin serlo, confundiéndose por su gran necesidad y obsesión, creando aveces verdaderas alucinaciones y sugestiones mentales de gran intensidad, pero no una experimentación espiritual. También a las personas mas altruistas, desprendidas o aquellas que hacen una diferenciación de materia y espíritu, alabando uno y despreciando lo otro, generalmente de verborrea fácil. A todo eso, se le puede llamar espiritual o personas espirituales.

La persona espiritual es aquella que tiene una experiencia, o viva e intensa claridad de lo que el Espíritu Es, la noción directa, no intelectual, de la verdad de la esencia de si mismo, que es lo mismo que llamar lo espiritual. No un cumulo de creencias muchas veces muy elaboradas, o necesidades psicológicas de complejos y condicionamientos. Lo espiritual es lo que es, no lo que creemos o idealizamos muchas veces.

Las personas que dicen que han experimentado o que dicen que viven desde lo espiritual, nos hablan de unidad; de un común denominador existencial; de Dios como la esencia de si mismos; de la noción de Absoluto; que la manifestación del Espíritu es el amor o felicidad, la conciencia base (Pura) o toda inteligencia, y toda voluntad o energía; que el Espíritu es la nada el vacío, pero que es el Ser que lo alberga todo; que todo surge de El, habita en El y se diluye en El; que analógicamente su mente es toda la existencia, mundos y dimensiones existenciales; que vivir desde El, es espiritualizar la mente y el cuerpo, en una máxima de expresión armoniosa; que es omni-todo; que es algo simple no compuesto; que solo El se conoce a si mismo; que solo El es, todo lo demás es ilusión; que es la misma realidad; que El es la eternidad y de El surge la infinitud; etc. etc. Pero solo la experiencia del espíritu, o el vivir posiblemente lo hasta ahora nombrado de El, seguramente solo eso nos hace merecedores de la palabra espirituales.

Podemos tener una mayor o menor intuición espiritual eso si, a la intensidad de esa intuición (entendiendo bien a lo que nos referimos como intuición) podríamos decir que es el nivel de acercamiento espiritual de la persona. Pero posiblemente no estaría nada mal hacernos una sincera aclaración personal de la palabra espiritual.

Leave a comment


Name*

Email(will not be published)*

Website

Your comment*

Submit Comment