Deseo: Vivir desde esa plenitud

deseo

Deseo: Vivir desde esa plenitud

El deseo que se tiene a vivir unas determinadas circunstancias, que en cada persona pueden aparecer como distintas y aveces muy singulares; en realidad lo que se pretende por medio de esas circunstancias es experimentar unas plenitudes que se componen de tres aspectos, A/ sentir gozo, B/ poder o capacidad de hacer y c/ reconocimiento de importancia por ser yo muy valioso; el qué llegar a sentir, el qué llegar hacer, y el qué llegar a ser, son en definitiva las propuestas deseadas. Lo que se pretende es poder llegar a un máximo de plenitud en esos aspectos y esa plenitud es buscada por medio de las circunstancias que se hayan idealizado, me gustaría tener, hacer o ser, para sentir un nivel determinado de plenitud.

Todo deseo, todo ideal a ser experimentado, toda esperanza de plenitud, toda ilusión de felicidad por vivir, no son mas que demandas externas de posibilidades potenciales internas, ya nuestras, pero no experimentadas por nuestro nivel de consciencia actual. Por ser algo nuestro podemos desearlo y presentirlo. Nuestra intuición en forma de deseo, de anhelo, conecta con ello y de ahí surge la demanda de plenitud. Sí esta plenitud potencial no estuviera en nosotros, no surgiría el deseo, ya que ese deseo es producido por intuir una plenitud que ya existe en su nivel.

Al vivir en lo psicológico con complejos de inferioridad que proyectan vanidad, orgullo o prepotencia, debido a las creencias, angustias y bloqueos subconscientes; la persona vive como doblemente frustrada a esa plenitud que percibe que intuye, por un lado en buscar en el exterior lo que ya tiene en el interior, y por otro lado el creerse insuficiente o muy deficiente.

Todo deseo habla de lo que no estoy viviendo o de la idea que tengo de mi, lo que pasa es que aveces cuesta ver bien mi ideal por toda la moral o modelo aceptado.
Es muy importante en la psicoterapia unitiva descubrir que toda plenitud surge de mi esta en mi, que puedo ir directamente a ella y que puedo vivir desde esa plenitud dándole expresión en mi vida diaria.

Leave a comment


Name*

Email(will not be published)*

Website

Your comment*

Submit Comment