Brotes de angustia base

angustia

Brotes de angustia base

El principio de identificación va impregnado de una angustia primaria. Se ha configurado conjuntamente con las ideas erróneas y negativas sobre la creencia de una identidad personal.
Esta interrelación de angustia-sufrimiento con la interpretación-ideas de yo y la vida, son las bases de la angustia que se ira acumulando en la experiencia del vivir.

La angustia base he identificación se puede experimentarse en varios niveles:

  • A/ En determinadas situaciones (estímulos “exteriores”) que hacen surgir con fuerza la reacción de la angustia, provocando emoción intensa, con consecuencias que van desde estados depresivos a la ira histerica.
  • B/ Un mantenerse por temporadas en oscilaciones de intensidad.
  • C/ El detectar que casi siempre se tiene un nivel de fondo de inquietud o abatimiento. 
 

La angustia base es la entremezcla de tres principios fundamentales:

  • A/ La idea errónea y negativa de ser poca cosa, una identidad en deficiencia, cargada con los adjetivos negativos que se hayan acuñado (tonto, desgraciado, etc.) provocando la consecuente demanda de ser más, o alguien de valor positivo, oscilando su emoción entre el orgullo (la necesidad de mostrar o demostrase “ser” o ser más que…), y la tristeza de ser poco, en fases oscilantes de despiste y dudas de identidad, ¿Quién soy?, una sensación en general de no saber.
  • B/ La vivencia de impotencia por no saber qué hacer, o sentirse sin fuerza para subsanar un problema o sufrimiento, provocando la demanda de fuerza, capacidad, valor, constancia, induciendo el ir de prepotente intentando demostrar capacidades y esfuerzos, o lo contrario, el vivir emoción de débil, incapaz, apático.
  • C/ La vivencia de soledad afectiva, la emoción de sentir “no me quieren”, la necesidad de un afecto singular, y el miedo al abandono o soledad, provocando estrategias para tener afecto (el sentirse querido “vanidad”), o vivir la emoción el rechazo, soledad, aislamiento.

Estos tres principios de angustia de no saber quién es “uno”, con impotencia, y soledad afectiva, son la angustia base que provoca depende de cada personalidad, exigencia, reactividad, o marginación.

El conjunto de estos tres principios de angustia latente o emergente están impregnados en la configuración de la personalidad, y muy difícil de diluir. 

 
La tendencia que provoca la angustia es la huida, huir del sufrir, y es justo lo contrario para poder diluirla, pues la huida la acumula, y consecuentemente la reactiva.
Afrontarla, aceptándola con el máximo de amor posible, y vivirla hasta el fondo descubriendo de que está hecha, para acabar de ver que su sostén es la identificación, reconociendo muy claramente que la desidentificación es la solución.
Pero la desidentificación correcta es el resultado de descubrir claramente la auténtica naturaleza de Ser, y seguramente pasar por la angustia muchísimas veces.
 

Leave a comment


Name*

Email(will not be published)*

Website

Your comment*

Submit Comment