Escola de Ioga i Salut Integral > amor  > Salirse de la mente
la mente

Salirse de la mente

Salirse de la mente

Una insistente soledad para escudriñar el hecho evidente de ser consciente, en un reconocimiento presenciador, independiente de formalismos. La soledad vivida desde el punto de vista de ser y estar en contemplación consciente, de la indudable realidad de la misma conciencia, como presencia o darse cuenta, independientemente del pensamiento, recuerdo y proyección futura. 
 
La mente fundamentalmente como recuerdos y pensamientos, todos los contenidos mentales en forma de información, normalmente asociada a imagenes, en una posibilidad de relacionar y transformar la información en multitud de posibilidades de nuevos contenidos de información.

Contenidos de conocimientos

Estos contenidos de conocimientos (información), muchos de ellos interrelacionados como habilidad funcional en multitud de aspectos, pueden ser muy validos en el vivir práctico del existir humano. Y fundamentalmente en la interrelación con la sociedad. Pero para evidenciar la naturaleza esencial de toda posible experiencia, la verdad no interpretada de la existencia, el hecho de Ser.
 
Hay que salirse de la mente, y salirse de la mente requiere ver lo que es, y mantenerse en ese ver como contemplación consciente del ver mismo, en esa fluctuación del ver y lo que se ve. Insistentemente sin nombres ni interpretaciones, pues el hábito del pensar y su fuerza hipnótica normalmente es muy potente en su insistencia. 
 
Salirse de la mente como vivencia experiencia, reconocimiento directo de lo que es, no el tener información sobre eso, o simplemente unas cuantas ráfagas de experiencia y mucha información no del todo evidenciada. Normalmente el quererse salir de la mente a través de técnicas, métodos o formalismos varios, y estar más pendiente del método, que de la evidencia de estar presente como consciencia, impide todavía más la posibilidad. Solo la soledad en su modo peculiar en cada persona, la soledad de la presencia presente, y muchas veces se necesita una gran seriedad e insistencia para salirse de la mente. Luego el pensamiento puede dar nombre a la vivencia, y desarrollar una exposición, aun a sabiendas que la exposición es una aproximación mental y ajustada a nuestro modo mental. 

Simultaneidad del pensamiento

También se podría indicar muy parecido a lo antes expuesto, un minucioso proceso de investigación, combinando la simultaneidad del pensamiento con el silencio de pensamiento, o silencios mantenidos y estructuras de pensamiento que le dan soporte, en un proceso de evidencia experiencia del salirse de la mente, en el reconocimiento de la conciencia o ser conciencia. Pero el investigar también necesita una escrupulosa atención y dedicación, que discierna el pensar del no pensar, y la evidencia de ser consciente de la conciencia presencia, que lo incluye todo y lo trasciende todo.
 
Todos salimos de la mente porque la mente esta en nosotros, pero el reconocimiento de la realidad independiente e incluyente, normalmente es poco reconocida aun siéndola. El salirse de la mente y reconocer nuestra verdadera naturaleza es toda una posibilidad.
 

No Comments

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.