937.116.002

Avinguda Barberà, 226-236, local 4, 08203 Sabadell

ABIERTO TODOS LOS DÍAS DE LA SEMANA

  • Español
  • Català
Escola de Ioga i Salut Integral > amor  > Modernidad y Espiritualidad
modernidad

Modernidad y Espiritualidad

Modernidad y Espiritualidad

Si los valores humanos básicos de respeto, compasión, belleza, alegría, gozo, paz, tolerancia, justicia, comprensión, constancia y paciencia, son todos ellos valores sin modas, esos valores se podrían englobar en la palabra “Amor”; amor es el valor que por simple evidencia nuca pasa de moda. La espiritualidad que se asocia a una consecuencia de vivir amor de Ser, o Dios, aunque realmente lo espiritual debería de ser el reconocimiento integral de lo que es la vida, e íntimamente reconocer o realizar nuestra realidad de Ser; no solo como creencias, rituales y normas, sino como reconocimiento vivencial de la esencia de toda experiencia; eso que somos como esencia eterna. Desde ese punto de vista, la vivencia espiritual es el valor por excelencia, es la vivencia o reconocimiento del no tiempo. Por lo tanto se podría decir que la espiritualidad trasciende las modas, porque su valor es la instantaneidad y atemporalidad, pues el espíritu de la vida es la base de toda aparente temporalidad, el espíritu es Eso que no cambia en todo cambio, incluyendo y trascendiendo todo cambio. Y la temporalidad que es la base de toda moda, es el cambiante mundo de las formas y experiencias. 
 
Los modos de expresión o exposición pueden cambiar, pero lo que indican de la vivencia espiritual será siempre lo mismo. Eso que no cambia es lo que es la esencia espiritual, y aunque la indicación no es eso, la indicación debe de ajustarse siempre a ese valor de realidad. Las indicaciones como posibles modos para poder evidenciar lo espiritual, pueden ser muy variados dependiendo de las interpretaciones que hace cada personalidad cuando todavía no reconoce la relatividad del modo. Se podría destacar como modo más conveniente para la realización espiritual una seriedad y constancia en la investigación discernitiva, y los silencios de pensamiento en la atención atendida. Muchas veces ese reconocimiento espiritual puede parecer que es la consecuencia de una intensidad de sufrimiento, o un proceso de desilusión, o un impacto de experiencia amorosa, o consecuente a un tipo de práctica, pero todo eso son solo interpretaciones. 
 
 La apariencia de las modas espirituales solo son esa fuerza momentánea de un novedoso modo; aunque hay que destacar en los últimos tiempos la información es mucho más accesible, y eso por un lado puede favorecer para una investigación seria, pero también al haber tanta información, si no ha surgido mucho amor por la verdad, la posible distracción y despiste puede ser considerable. Todo esto puede ser una parcial mirada, porque los mecanismos de la totalidad en su funcionalidad ya son, y son tal cual Es. 
 
 La relativización de las modas o modos de ser, puede ser una mirada que indique más certeramente el reconocimiento de Ser. Indagar sobre nuestra intima naturaleza con una mirada crítica y honesta, pero vigilante al embrollo de pensamientos y creencias de todo tipo, es una buena indicación que nunca pasa de moda.

No Comments

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.