937.116.002

Avinguda Barberà, 226-236, local 4, 08203 Sabadell

ABIERTO TODOS LOS DÍAS DE LA SEMANA

  • Español
  • Català
Escola de Ioga i Salut Integral > amor  > Inconformismo y aceptación
inconformismo

Inconformismo y aceptación

Inconformismo y aceptación

El inconformismo como consecuencia de la historia de un yo que quiere lo que no “tiene”, y que desprecia lo que “tiene”, aunque sean algunas partes de aquello que vive; en una lucha mental y emocional de conformarse a veces, y otras generando tensión psico-emocional. El inconformismo de no aceptarse a sí mismo como personalidad cuerpo-mente, el querer ser otro distinto o parcialmente distinto de lo que se cree ser. El inconformismo que provoca la lucha para lograr unas supuestas felicidades que nunca llegan del todo, generando el engaño de que todavía no he llegado a conseguir aquellas supuestas circunstancias que me van a dar la felicidad, esperando, luchando y soñando, creyendo que entonces de verdad seré feliz.

La aceptación

La aceptación como resultado de la comprensión de que toda experiencia surge de la conciencia de Ser, y que configura con su sustancia consciente la totalidad de la experiencia. Tambien una mirada ingenua o sencilla del espectáculo asombroso de la experiencia. La aceptación que engloba el aparente estímulo exterior y toda respuesta “interior” a ese estímulo “externo”. La aceptación que vive amor en la simplicidad del ahora, viviendo como extraordinario lo aparentemente ordinario. Incluye casi inmediatamente las aparentes contradicciones, luchas o cambios, adaptándose al medio con el máximo posible de buen humor, porque intuye como un juego todo el experimentar. La aceptación que relativiza todo, pero al mismo tiempo pone todo el corazón en la experimentación. La aceptación que está abierta a toda posibilidad, pero que realmente no necesita nada, pues lo que es, es su totalidad.

Memoria

Se escribe, se habla, toda expresión o comunicación es por la memoria, la memoria es el recuerdo de un presente o un reconocimiento de lo que acaba de ser. Aunque el ponerle nombre a la forma experimentada y asociarla, relacionarla a través de información acumulada se produzca muy rápidamente, toda esa afirmación mental de la experiencia es memoria. La memoria no es la experiencia instantánea de la realidad, la memoria se interrelaciona con la experiencia de presente dándole un reconocimiento.
 
 La absorción inmediata como presencia presente no es reconocimiento, el reconocimiento es sucesivo a la inmediatez instantánea del presente. Cuando somos más esencia de Ser no hay memoria, la memoria viene sucesivamente a esa vivencia. Allí o aquí, en nuestra naturaleza más original el estado es el de no saber, y eso es puro conocimiento; pues el hecho de ser conciencia o estado de pura presencia es la raíz de todo conocimiento o sabiduría. Debido al puro conocimiento se puede conocer reconociendo, y se sabe de la experiencia por la memoria. La memoria es la estructura encadenada de lo que llamamos existencia o experiencia. La memoria es el poder mágico de la pura conciencia. 
 
 Nuestra naturaleza original, el estado de no saber, tiene la originalidad de ser pura sabiduría o conocimiento de sí mismo en sí mismo, con la particularidad de no reconocerse siendo, y puede suceder ese reconocerse sin dejar de ser siendo.
 

No Comments

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.