Escola de Ioga i Salut Integral > Autorrealización  > El Desapego: Las diferentes interpretaciones
desapego

El Desapego: Las diferentes interpretaciones

El Desapego: Las diferentes interpretaciones

 Aunque la palabra desapego puede tener bastantes interpretaciones, las definiciones más comunes son desinterés o falta de afecto, falta de cariño o frialdad, liberarse de estar apegado a… o desapegarse de…
El sufrimiento que trae el estar muy apegado a infinidad de experiencias por el miedo a perder ese algo, o  de pérdida inevitable cuando se produce. Provoca un filosofar sobre el desapego, y llegar a pensar que para liberase del sufrimiento hay que vivir las cosas desapegadamente, como si el pensamiento de querer estar desapegado fuera suficiente.
 
El intentar mantener una actitud de control desde la identificación (ego) suele sobreponer más problemas al sufrimiento del apego. “Des-ap-ego” debería de ser el liberarse o trascender el ego, y comprender para reconocer el “ap-ego” (apegado al ego), pensamiento y emoción que configura el ego. Es el apego mental al ego es lo que produce todos los posibles y excesivos apegos, y si no hay desapego del ego, los demás apegos están servidos. Vivir desapegadamente sin trascender el ego es imposible. Buscar un desapego que impida sentir el vivir es una contradicción de términos en lo que es vida, pues no experimentar en el vivir, es no vivir. 

 Vivir desapegado

Vivir desapegado del ego es experimentar la vida sin la ofuscación y amplificación mental del ego, pero el sentir y ver del vivir es la experiencia de la vida. El desapego del ego es trascenderlo, integrándolo en su base primaria, y eso solo es posible por el reconocimiento de la conciencia y la presencia como vórtice central de toda experiencia.
El reconocerse como presencia-conciencia que por un lado trasciende toda experiencia en su esencia eterna, y por otro integra en el momento presente globalmente toda experiencia en una unidad de singularidades. Este reconocimiento debe de ser evidenciado, “experimentado” no solo como un conjunto de ideas, es el vivir la conciencia siéndola no pensándola, o serla y pensarla, sabiendo que el pensamiento es una indicación mental. 
 
El real desapego es el resultado del reconocimiento de la conciencia como presencia y experiencia. Las indicaciones para comprender que toda experiencia pasa, que todo está en cambio, y empezar a intuir el hilo conductor que hace que las experiencias sean, son buenas indicaciones, pero el escudriñar la conciencia en evidencia discernitiva y contemplativa, es fundamental para el reconocimiento de lo real, y el consecuente desapego.
 

No Comments

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.