937.116.002

Avinguda Barberà, 226-236, local 4, 08203 Sabadell

ABIERTO TODOS LOS DÍAS DE LA SEMANA

  • Español
  • Català
Escola de Ioga i Salut Integral > Autorrealización  > Dolor y sufrimiento en el reconocimiento de Ser
sufrimiento

Dolor y sufrimiento en el reconocimiento de Ser

Rey de reyes. Dolor y sufrimiento en el reconocimiento de Ser

Vivir el dolor y el sufrimiento desde la ausencia del “yo” identificado, no es no vivir el dolor o sufrimiento.
 
La autenticidad en la espiritualidad o reconocimiento de Ser, es integrar en la vida cotidiana esa “Ausencia” (identidad) de cualquier cosa como la verdadera identidad
 
Sobretodo el mal llamado «yo» queda como un aspecto funcional en la experiencia. Desde ahí, no hay otra consecuencia que la total aceptación.

¿quién es el que acepta o no acepta?

La ausencia de presencia de ausencia, y de ausencia de presencia, indica la Real naturaleza de Ser, o identidad Real. 
 
El dolor o sufrimiento es una experiencia de vida, que desde el reconocimiento de Ser integrado en el diario vivir, relativiza el dolor o sufrimiento en su justa medida, que no es más que lo que es, sin implicación egoísta.
 
La implicación egoísta son los pensamientos y emociones:
  • de pérdida o ganancia
  • el miedo
  • la culpa
  • la exigencia o el abatimiento
  • de la arrogancia de un yo que se cree ser alguien diferenciado y singular, creyéndose ser menos o más que…
 
El dolor o sufrimiento puede llegar a ser terrorífico e insistente, pero es el amor del juego del vivir la base de su tolerancia.
También se podría decir que es un factor consecuente en este gran juego del experimentar.
 
En este amor de vida está implícita siempre la posibilidad a su erradicación o relativización. La vida en este aspecto ha de jugar y juega este papel desde diferentes modos, aunque a veces no sean reconocibles. 
 
 La funcionalidad de un componente mental-corporal a modo de “identidad” personal. Queda integrada como circunstancialidad funcional en la globalidad de la experiencia, y nunca como identidad o naturaleza Real de Ser, el único Real-Rey de “reyes”.
 
Esa realeza de la Nada-Ser, siendo simultáneamente Todo-Ser. Omnipresente, Omnisciente, y Omnipotente.
 
Esa auténtica y Real Naturaleza, humilde por Ser nada, o ausencia de todo, y grandiosa por su eternidad e infinita posibilidad de experimentación.
 
[wp-rss-aggregator limit=»5″]

No Comments

Leave a reply

3 − 2 =